‘Agua, vida y Saber’, continúa garantizando agua potable para las escuelas rurales.

A través de las cuatro fases del programa ‘Agua, vida y saber’, Empresas Públicas de Cundinamarca, EPC, ha entregado 261 plantas de tratamiento de agua potable de la fase 1 a la 4 en sedes educativas rurales del departamento,  y trabaja en la instalación de 65 más, en 35 Municipios, beneficiando a 2.791 estudiantes, docentes y sus familias.

Esta iniciativa, que mejora la calidad del líquido para el consumo humano, priorizando el impacto a las comunidades rurales infantiles, pretende cerrar la brecha entre los sectores urbano y rural.

El proyecto tiene dos componentes.  El técnico,  que consiste en la instalación de una Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP) tipo compacto que, además de tener conexión directa con la cocina para preparar los alimentos, cuenta con bebederos, posibilitando que los estudiantes puedan tomar directamente de ella.

 Y el social-pedagógico que contempla la capacitación en temas de cultura del agua, preservación de las fuentes y cuidado del medio ambiente, con el fin de fomentar conocimientos y comportamientos responsables en torno al consumo y uso eficiente de este recurso natural.

Acerca de el director Tito Marino Rodríguez

Ver todas las entradas de el director Tito Marino Rodríguez →